Consejos para ahorrar y ser más sostenibles

Apuesta por la sostenibilidad en los productos de higiene

Por ejemplo, usar champú y jabón en formato sólido, compresas de tela, copas menstruales, desodorantes en crema o sólidos (los que vienen en formato aerosol son más complicados de recciclar), etc…

Eso incluye también buscar protectores solares sostenibles: cada año se vierten toneladas de crema solar en mares y océanos, dañando gravemente la fauna y la flora del medio marino.

Reduce el plástico en tu día a día

En lugar de comprar una botella de agua cada vez que tengas sed, lleva la tuya propia. Las de acero inoxidable no retienen olores ni sabores y mantienen mucho la temperatura. Además tu economía lo agradecerá.

Acostúmbrate a llevar tu propia bolsa reutilizable (las hay plegables que no abultan nada y muy bonitas) para guardar la compra y no tener que comprarlas de plástico.

Fotografía de portada de Naja Bertolt Jensen en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *