Botas y crampones para caminar por la nieve

Para evitar accidentes caminando por la nieve y el hielo lo mejor es ir bien equipado con calzado técnico adaptado al terreno. Este tipo de botas debe ofrecer un gran agarre para evitar resbalones y caidas, y a la vez proteger del frio, para esto el pie se debe mantiener seco en todo momento, tanto por dentro como por fuera. Gracias a la tecnología Gore-tex esto es posible.

La puntera de nuestro calzado debe incorporar una protección de goma para mantener nuestros dedos a salvo ante cualquier posible golpe mientras caminamos.

Estas botas también las podremos utilizar para los meses de verano en los que caminamos por la montaña. Aunque sea un terreno árido, las botas nos protegerán de la abrasión del suelo de las miles de piedras que encontraremos en el camino.

Las botas de caña alta están especialmente recomendadas para terrenos con grandes desniveles, para la nieve y para el frío. En cambio, las botas de caña baja son ideales para terrenos planos y para los meses de mayor calor.

Los crampones son un refuerzo que se añade a la bota para asegurarte un mayor agarre a la nieve, a la hora de comprar tus botas debes asegurarte de que estas sean compatibles si vas a utilizar crampones automáticos. Los crampones universales se adaptan a casi cualquier tipo de calzado.

Para que la bota sea compatible con los crampones encontramos unas pequeñas hendiduras en los talones y en las punteras de la misma.

Botas de neopreno para perros

Para proteger las patas de tu mascota contra el frio del hielo y la nieve lo mejor son las botas de neopreno antideslizantes con cierre elástico. También las puedes utilizar si tiene alguna herida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *