Bonsais y herramientas para principiantes a la venta online

Qué es el Bonsái

El bonsái es un arte consistente en cultivar plantas y árboles, reduciendo o miniaturizando sus dimensiones empleando técnicas de poda, trasplante, pinzado, alambrado, etc. y construir en miniatura una representación de una escena que podemos encontrar en la naturaleza, en este caso un árbol.

Bonsái es una palabra que tiene su origen en el idioma japonés y significa literalmente “bandeja cultivada”. Proviene de bon = “bandeja” y sai = “cultivar”.

Esta disciplina proviene de una antigua costumbre horticultural de la antigua China que posteriormente, se desarrolló durante cientos de años bajo la influencia del budismo japonés.

El origen del bonsái en China

Los bonsái son árboles normales a los que aplicándoles técnicas milenarias se consigue que tengan un tamaño miniatura, incluso sus flores y frutos. Se originó en la antigua China.

Al principio, el fenómeno no estaba manipulado por el hombre. Los árboles no alcanzaban su desarrollo natural debido a situaciones y condiciones del terreno, el clima, la irrigación o el tipo de suelo.

Los jardineros imperiales se dedicaron a replantar aquellos fenómenos vegetales en tiestos decorados a fin de que sirvieran de recreo a su señor y para reproducir paisajes en miniatura. Era un arte delicado y exquisito, pero difícil, que requería suma paciencia y grandes dotes de observación.

El cultivo de los bonsái se convirtió en un arte complejo hacia el siglo VII. Durante el siglo X, su técnica llegó al esplendor, y aunque su cultivo estuvo reservado durante mucho tiempo a la nobleza, a partir de finales del XVI se generalizó en China.

El origen del bonsái en Japón

A Japón llegó en el sigo XII, dónde la técnica de la enanización alcanzó su máximo explendor. De finales del XII a mediados del XIV la secta china Zen se expandió por el Japón influyendo en sus ideales de vida y en su arte. El bonsái fue llevado por ellos. Existe un manuscrito japonés pintado por el maestro Takakane Takashina, el Kasugagongengengi (1309), donde se da cuenta de detalles y consejos alusivos a cómo cultivar un bonsái para que llegue a sobrevivir a su dueño en muchos años.

Se plantaban en todo tipo de macetas y tiestos de madera o arcilla, e incluso en bandejas.

La jardinería del bonsái estaba connotada de un sentimiento místico que aspiraba a proporcionar paz interior propiciadora de la meditación trascendental. Se habla de la relación entre el jardín donde se cultiva el bonsái y la vida interior del jardinero. Era un arte, una técnica y una forma de vida, todo ello coloreado de aspiraciones nobles, ajenas al materialismo, fronterizas con la divinidad.

Hacia el siglo XVII Japón se desvincula de su pasado chino en cuanto a la técnica y filosofía del bonsái. Y tras la caída en 1860 del feudalismo, sistema político donde prevalecía el dominio de la nobleza japonesa la técnica de su cultivo llegó al conocimiento público.

La profunda paz, la imperceptible belleza de líneas y formas que su presencia inspiraba lo convirtieron en expresión de suprema belleza y estética sutil.

 

A tener en cuenta a la hora de comprar un bonsai

Conviene que el bonsai sea de una especie autóctona de la zona en la que lo vayas a cultivar o una especie de una zona con clima similar (así será más fácil el mantenimiemto y evitaremos que enferme o muera).

Bonsáis de 6 años

No se han encontrado productos